lunes, 30 de julio de 2012

OInk, I'm back

Hace tanto que no escribo. Falta de tiempo mas que nada y tambien con muchas cosas en la cabeza. Ordenando ideas, recogiendo informacion sobre el veganismo.
Y es que como he dicho antes, no quiero ir por la vida con la bandera vegana, siendo hipocrita.

Yo sigo con mi proposito firme, pero también es cierto que en este momento para mi, batallando con alergias alimentarias y haciendo maroma y teatro para que un bebé que tiene muuuy mal apetito coma, es un poco complicado.
A veces me dan ganas de olvidarme y comer normalmente. Pero ya no es tan fácil.

Cuando sabes que lo que estas comiendo es un ser vivo que sufrió una vida y una muerte terribles, no se puede. Simplemente toca sacudirse la flojera!

Voy a comenzar a escribir información real acerca de la sitiación en las granjas. La gente debemos saber.
Yo estoy segura que si la mayoría de la gente supiera del infierno que viven los animales destinados al consumo humano, la situación cambiaría.

Por ejemplo: Saben que todos los puerquitos machos que no son destinados a ser utilizados como sementales, son esterilizados siendo bebés para que su carne no presente "olor". Bebés de menos de una semana de vida. Sin anestesia. Se los toma por las patas traseras, se les realiza un corte y se les extraen los testículos. Y el puerquito llora y llora. La herida se deja abierta obviamente, lo que conlleva a un riesgo de infección si es que no se administran antibióticos.

Ningún ser vivo merece ese trato, ese dolor.
Saben que los puercos son animales muy inteligentes? Se dice que su inteligencia es comparable a la de un niño de 3 años. Son cariñosos, responden a su nombre y son muy sociales.

Les dejo ésta información tomada de la página Granjas de esclavos sobre los puerquitos, léanla, platíquenlo con la almohada:

Los cerdos son considerados glotones y sucios, para muchos humanos un motivo de mofa, algo que comer o un apodo para insultar a otros. Lejos de tanto prejuicio y discriminación encontramos a unos animales no humanos simpáticos, nobles e inteligentes, muy limpios al contrario de lo que se piensa y a quienes efectivamente les gusta pasar el día comiendo, jugando y tomando el sol. Los cerdos son muy curiosos, suelen estar buscando siempre nuevos estímulos, y cuando se les ofrecen dos objetos, uno conocido y otro nuevo, prefieren el nuevo [1][2][3]. A los cerdos les asustan los sonidos agudos [4][5] y los movimientos bruscos que les llega a provocar miedo.

Sociables, limpios y amistosos

Los cerdos son animales muy limpios que evitan ensuciar las zonas donde viven, si disponen del espacio suficiente tienen cuidado de no manchar las zonas donde comen o duermen. Si se bañan en barro o lodo es simplemente para mantener su temperatura coropral baja ya que estos animales son incapaces de sudar, además esta actividad contribuye a eliminar parásitos y demás agentes infecciosos alojados sobre la piel.
Los cerdos forman complejas unidades sociales y aprenden los unos de los otro, les gusta que se les rasque, la compañía y las atenciones, si te acercas a uno de ellos para rascarle se dará la vuelta y retorcera de placer. Pero además estos animales se comunican a menudo entre ellos, emiten más de veinte sonidos diferentes para expresar necesidades y estados de ánimo. Temple Grandin en su artículo "Habitáculos confortables para cerdos utilizados en investigación" afirma que los cerdos son animales sensibles y sociables a quienes debe evitarse mantener solos o alejados de otros individuos de su especie ya que los efectos psicológicos de la aislamiento pueden ser muy negativos. Desgraciadamente Temple Grandin es una experta en instalaciones de explotación animal, utilizando sus conocimientos sobre las ricas vidas emocionales de los cerdos unicamente para explotarles mejor.

Inteligentes y curiosos
A menudo se dice que los cerdos son más inteligentes que un humano de tres años o que los perros, lo cierto es que diferentes estudios (Universidad de Illinois y Universidad de Cambridge) demuestran que tienen una gran memoria y son capaces de aprender a seguir a otros compañeros para quitarles la comida, estos a quienes les roban la comida son capaces además de cambiar su comportamiento para reducir el número de veces que les quitan lo suyo. Los bebés se acercan donde escuchan el sonido de sus madres, madres que como todos los mamíferos cuidan y protegen de sus crías hasta que pueden valerse por si mismas. Una de las tareas más importantes de las madres es proteger a sus crías, escondiéndolas cuando es necesario y luchando por su defensa.
Pero los cerdos además sueñan, reconocen sus nombres e incluso el profesor Stanley Curtis de la Universidad de Penn observó que eran capaces de "representaciones abstractas", siendo capaces de grabar una imagen en su mente durante mucho tiempo.

En libertad
En libertad los cerdos pueden llegar a vivir de 10 a 15 años, lejos de las granjas, los mataderos y el dolor los cerdos pasan horas jugando entre ellos, explorando sus alrededores o simplemente tomando el sol o refrescándose en el barro.
En las granjas los cerdos son anulados y sus deseos negados o ignorados, alejados de su vida natural y de todo lo que les haría felices, hoy en día la mayoría de los cerdos pasan sus vidas en celdas demasiado pequeñas para poder darse la vuelta.

Fuente: Granjasdeesclavos.com

Verdad que el cerdito es un animal maravilloso?

3 comentarios:

Piruli dijo...

Y yo añadiría a ese motivo tan loable que has explicado la alimentación tan pésima que reciben a base de piensos artificiales con productos químicos perjudiciales para la salud y que después nosotros ingerimos al comer su carne. Si dejáramos de alimentar así a los animales o de comerlos muchas de nuestras enfermedades desaparecerían.

La Negra dijo...

Yo amo a todos los animalitos y ninguno merece sufrir asi. aca en el reino unido tambien se han hecho campañas para sacar la crueldad de las granjas de animales. Jamie oliver hizo un programa de las granjas de pollos "battery farms" se les llama a estos lugares donde los animales son inyectados con hormonas, encerrados por millares en jaulas diminutas y que practicamente nunca ven la luz del sol. Yo no soy vegana, pero siempre procuro que la poca carne que consumo sea free range y orgánica, espero que los animalitos hayan sido tratados con más respeto...

Lily dijo...

El único animal feo, cruel, sucio, y despiadado es el humano...

No me cabe en la cabeza como podemos hacer lo que hacemos, como no podemos tentarnos el corazón ante el sufrimiento ajeno, ¿disfrutarlo? en verdad que me da asco...

Yo no creo que sea malo comer carne, porque es parte de la vida, pero todos los seres vivos merecen respeto, y si para eso tengo que dejar de comer carne, lo haré, siempre habrá quien te diga que nunca podras lograrlo, pero cuando veo a mis niños correr y jugar tan felices, ellos me dan fuerza para seguir adelante, aunque sé que hay millones de animales siendo asesinados brutalmente en este mismo instante y de las maneras más crueles posibles sólo por el capitalismo o la diversión, eso me provoca un hoyo en el corazón y el alma, entonces me pongo a llorar, porque nunca terminaré de entender por qué existe tanta maldad, ese mismo coraje e impotencia me da una razón para seguir adelante, aunque sea poco, aunque sea díficil, entre más personas abran los ojos a la realidad, se verá un cambio, tengo fe, la esperanza me mantiene con vida.